Todas las joyas de Addicted To, están hechas en plata de Ley 925 (a menos que se especifique lo contrario en la descripción). Esto quiere decir que lleva una una proporción del 92.5% de plata pura y 7.5% de otros metales, en nuestro caso la mayoría suele ser cobre para minimizar el riesgo de alergias.

Nuestras joyas que han sido bañadas en oro cuentan con un baño entre 1 y 2 micras, lo que permite que el oro sea más duradero y resistente; evitando manchas y decoloraciones. Este baño de oro no durará para siempre, por lo que en estas joyas es importante mantener el cuidado adecuado.

Una de las características de nuestros productos es su brillo, por lo que todas las joyas han sido tratadas con una técnica que ayuda a mantener el brillo y prevenir posibles pérdidas. Aún así es muy importante seguir las siguientes recomendaciones en el cuidado de nuestras joyas:

- Evita aplicar perfume, colonias, alcohol o derivados de éstos sobre sobre las joyas.

- Aunque las joyas se puede mojar, recomendamos no mojar las joyas que tienen el baño de oro para que no se desvanezca.

- No usar las joyas para dormir, ducharte o realizar actividad física, ya que la exposición a factores como productos químicos, el nivel de sudoración corporal o incluso el nivel de Ph de la persona pueden afectar el brillo, y en su caso, el baño de oro.

- Recomendamos guardar las joyas individualmente, para evitar el roce entre ellas y que mantengan textura, brillo y color.

- El brillo se puede ver afectado por la exposición al aire libre, por lo que recomendamos guardar las joyas en estuches o joyeros.

Para limpiar las joyas se recomienda frotarlas suavemente con un paño húmedo con agua tibia, si fuese necesario puede utilizarse un cepillo de dientes suave para llegar a los rincones de difícil acceso.

En el momento que tus joyas hayan perdido el baño de oro puedes ponerte en contacto con nosotros a través del formulario de contacto para ofrecerte nuestros servicios de rebañado de oro.